Joaquín Guichot y Parody, historiador, escritor y periodista. Nació en Madrid en 1820 y murió en Sevilla en 1906, cuando tenía 86 años de edad. Fue cronista oficial de Sevilla ciudad y de la provincia.
Familia
Era hijo de un francés y una malagueña de ideas liberales, que sufrieron persecución política y tuvieron que exiliarse de Madrid, cuando se produjo la entrada en la capital de las tropas de la Santa Alianza y Joaquín era aún un niño. Vivieron el exilio en Sevilla, Gibraltar y Burdeos.
Docencia
Guichot se instaló en Sevilla en 1846 y desarrolló un amplio campo de actividades polifacéticas. De una parte fue catedrático de dibujo lineal en la Escuela Industrial de Sevilla y después en el Instituto Provincial de Segunda Enseñanza, donde adquirió una buena base para potenciar la exactitud de sus trabajos.
Periodismo
Como periodista empezó a trabajar en el periódico “El Porvenir” y más adelante enviaba colaboraciones en la mayoría de periódicos que de editaban en Sevilla, tales como “Diario de Sevilla”, “El Centinela de Andalucía”, “Galgo Negro”, “Ilustración Bética” y “El Eco de Andalucía”, en las que escribe principalmente sobre política y por la causa liberal. A partir de 1850 llegó a dirigir “El Artista” y a fundar la revista literaria ”El Teatro”.
Historiador y escritor
Como historiador era de orientación positivista y se concentró en investigar sobre la historia de Sevilla y de Andalucía y entre 1869 y 1875 se publicó su obra de varios tomos titulada “Historia General de Andalucía desde los tiempos más remotos hasta la proclamación de Amadeo I de Savoya”; entre 1873 y 1886 publica la obra de varios tomos titulada: “Historia de la ciudad de Sevilla y pueblos más importantes de su provincia desde los tiempos más remotos hasta nuestros días” y en 1896 publican su obra “Historia del Excmo. Ayuntamiento de la Muy Noble, muy leal, muy heroica e Invicta Ciudad de Sevilla”, considerada como su obra más importante. Guichot fue el Cronista Oficial de Sevilla en el último tercio del siglo XIX. Otro libro destacado de Guichot fue el titulado: "El cicerone del viajero en Sevilla”.external image books?id=v5EDAAAAQAAJ&printsec=frontcover&img=1&zoom=1&edge=curl
En sus obras se centra mucho mas en la narración de los hechos que en su interpretación, expuestos desde la óptica lineal de unos anales. Le interesan todos los aspectos posibles, desde la política y la sociedad a la cultura y los sucesos. Ademá incorpora documentos muy valiosos. Además declaraba programáticamente su intención de proceder científicamente para lo que proponía una metodología caracterizada por ajustarse a los siguientes principios:
1.-Exigir la verdad, imparcialidad, y formas grandiosas para tratar de justificar los destinos de la humanidad.
2.- Realizar una crítica histórica que permita establecer la diferencia que existe entre la verdad demostrada y las conjeturas, la hipótesis y la paradoja.
Academias
A partir de 1879 ocupa plaza en la Academia de Buenas Letras de Sevilla, versando su discurso inaugural sobre Pedro I de Castilla.
Reconocimientos
La Consejería de Educación y Ciencia de la Junta de Andalucía tiene establecido dos Premios anuales para el fomento de la investigación e innovación educativa cuyos nombres son "Premios Joaquín Guichot y Antonio Domíngez Ortiz. En Sevilla hay una calle rotulada con el nombre de este personaje.
Descendencia
Su hijo Alejandro Guichot Sierra (1859-1941) prosiguió las investigaciones y motivaciones de su padre y además de ser un gran historiador y escritor, fue creador del ideal andaluz junto con José María Izquierdo y Blas Infante en los años 1913/14.

Volver a la página de inicio


Fuente principal:
La prensa de Sevilla ante la revolución de 1868. Eloy Arias Castañón books google.es

Editor: FRB